lunes, 31 de mayo de 2010

domingo, 30 de mayo de 2010

Sección de Humor psicoanalista




" Todo chiste en el fondo
encubre una verdad. "
Sigmund Freud
***

La hipocondría es la única enfermedad que no tengo.
Solía ser indeciso. Ahora no estoy tan seguro.
Lo mejor de la esquizofrenia es que nunca estás solo.


Dicen las mujeres que los efectos del psicoanálisis son más rápidos en los hombres porque cuando hay que remitirse a la niñez los hombres ya están allí.
***

Un paciente nuevo se recuesta confortablemente en el diván, el psicoanalista comienza la sesión:
- Como no conozco su problema, quizás sería importante que usted comience por el principio –
- Por supuesto - responde el paciente – En el principio yo cree los Cielos y la Tierra... -


***

Pregunta: ¿Cuántos psicoanalistas hacen falta para cambiar un foco?

Respuesta: Uno. Pero el foco debe desear el cambio.
***

Melancohólico = Adicto al pasado


Análisis personal
***



Los psicoanalistas:

No estudian, subliman.

No tienen ocurrencias, tienen Insight.

No se equivocan, tienen actos fallidos.

No cambian de idea, resignifican.

No hacen disparates, despliegan su creatividad.

No hablan, verbalizan.

No conversan, puntualizan.

No responden, interpretan.



***

Neurótico obsesivo: persona que se empeña en ser neurótica.

***

Un joven llega a su sesión con su psicoanalista, y muy alterado le dice:

- Tuve un sueño muy extraño anoche, escuchaba a mi madre que me hablaba y hablaba y de repente la veo y ¡Tenía su cara! Se puede imaginar la noche que pasé, mi mamá hablándome sin parar y con la cara de mi terapeuta. Me desperté de golpe y no pude dormir más. Me quedé acostado esperando que amaneciera, me levanté y apenas pude desayunar un pedazo de tostada y vine directamente a verlo. Espero que usted pueda ayudarme a descifrar el significado de este sueño...

El psicoanalista lo mira un instante y le dice:

- ¿Un pedazo de tostada? ¡Y llamas a eso un desayuno!












El Crimen del cementerio.. .

Es la historia de una muchacha que se encontraba en el cementerio, el día de los funerales de su madre y, estando allí, entre los familiares allí presentes... vio a un hombre que le resultó desconocido. Aquel hombre le resultó tan atractivo que enseguida entendió que se trataba del hombre de su vida, cayendo locamente enamorada de él. Días más tarde, esta misma muchacha asesinó a su propia hermana. ¿Cuál fue el motivo, el móvil de este crimen?

Piense... La respuesta se encuentra al pie de página ****


 
Sexual ¡Es una palabra que ya viene censurada!

***

En el Congreso de psicoanalistas, uno le pregunta al otro:

- Cuando te angustias, ¿Te interpretas a ti mismo?

- No, no podría pagarme lo que cobro por consulta.

***


Nunca falta que en el mismo Congreso se acerque una persona para sacar una consulta gratis:

- Doctor, no sé qué tengo. Hace un mes que no puedo ni comer ni dormir ¿Qué tengo?

El psicoanalista sin mayor reparo le responde:

- ¡Hambre y sueño!

***


El contestador automático para emergencias de una clínica de salud mental:

· Si usted es un obsesivo - compulsivo, por favor presione la tecla uno, 723 veces.

· Si usted es co-dependiente, por favor pídale a alguien que presione el 2.

· Si usted tiene múltiples personalidades, presione 3,4,5 y 6.

· Si usted es paranoico, nosotros sabemos quien es usted y lo que quiere. Solo quédese en línea para que podamos rastrear la llamada .

· Si usted es esquizofrénico, escuche cuidadosamente y una voz le va a decir que número tiene que apretar.

· Si usted está deprimido, no importa que número presione. Nadie va a contestar.



***





Ideal del Yo = Yo.


***


Transferencia: operación o mecanismo mediante el cual se transfieren
los fondos de uno a la cuenta del otro...
***



Cama-Sutra: Conjunto de teorías referidas a la posición sexual del objeto.





***










Circunsesión: compulsión a recordar la sesión de 45 minutos 10 minutos antes.

***

Una mujer le dice a su amiga:

- Creo que necesito un ginecoanalista-

-¿Y para qué necesitas semejante especialidad? - responde su amiga-

- Lo que pasa es que siempre que tengo relaciones me vuelvo loca.

***



Un lapsus es un acto falludo.

***



Voy a fundar una Asociación Libre ...


***

Melancolía: eran las de antes ...

***

- Cuénteme. ¿Cuál es su problema?

- Soy una mujer de carácter débil, los hombres consiguen de mí todo lo que quieren y luego tengo remordimientos de conciencia.

- Ah, su caso no es tan difícil. Hay muchos métodos para reforzar el carácter.

- Pero doctor, Usted no me entendió. Lo que yo quiero es no tener remordimientos después.


*****

 

No tengo obesidad, en realidad padezco de bulimia con alzheimer:
después del atracón se me olvida vomitar...
***



 
Si un abogado enloquece... ¿pierde el juicio?
***
Estaban un piromaniaco, un sadico y un masoquista conversando en una esquina...

De repente pasa un gato y el piromaniaco dice:

- ¿Qué tal si le echamos alcohol a ese gato y lo quemamos vivo?

- El sádico responde: ¡dale y después lo cortamos todo con una navaja y le damos patadas!

- Entonces el masoquista dice:

- Miauuuu.

..













 

**** RESPUESTA :



Lo hizo con la esperanza de volver a ver a ese hombre, otra vez, en el funeral de su hermana. Si Ud. respondió correctamente no hay dudas: o tiene la habilidad de empatizar con la mente psicopática o Ud. piensa como un psicópata. Este test tiene la finalidad de constatar si alguna persona piensa de la misma forma que un asesino. Numerosos asesinos en serie, arrestados, respondieron correctamente a este test. Tanto mejor si Ud. no halló la respuesta...













miércoles, 26 de mayo de 2010

David Arkenstone música new age




aquí les dejo este músico maravilloso.

sábado, 8 de mayo de 2010

martes, 4 de mayo de 2010

Tierra, la pélicula de nuestro planeta (2007)

Un Documental que puede hacernos tomar consciencia de la imporancia del bienestar de nuestra tierra madre.
parte 1


Videos tu.tv

parte 2


Videos tu.tv

domingo, 2 de mayo de 2010

El séptimo sello 1957 (Ingmar Bergman)



Det Sjunde inseglet



(El Séptimo Sello-1957)

Por Sara Rodríguez Mata



El miedo nos hace buscar una imagen salvadora y esa imagen es Dios.

El universo cinematográfico de Bergman es uno de los más complicados. Sus películas son ejercicios de pura introspección, en los que el director sueco plantea cuestiones y reflexiones que no sólo le afectan a él como ser humano sino que son temas universales que todas las personas nos hemos planteado en algún momento de nuestra vida. Desde muy temprano fue conocido en Europa como un "autor complicado, atormentado y oscuro". Su cine -salvo contadas excepciones- se preocupa por tratar problemas humanos como la soledad, la incomprensión de la pareja, el final de la vida (el hombre ante la muerte), la existencia de Dios…


Beng Ekerot (la Parca) y Max Von Sydow (el Caballero Cruzado): El Séptimo Sello

Como no podía ser menos, la muerte y todos los interrogantes que lleva consigo es la gran pregunta que religiosos y ateos pretenden responder. ¿A dónde vamos cuando morimos? ¿Qué hay más allá de la muerte? Estas preguntas torturan la mente del caballero Antonius Block (Max Von Sydow), quien a la vuelta de las cruzadas se encuentra con una Suecia asolada por la peste, y La Muerte que lo espera… Con la intención de alargar el tiempo de vida y encontrar un sentido a lo que ha sido su existencia, el joven caballero reta a La Muerte a jugar una partida de ajedrez: si gana, ésta lo dejará irse; pero si pierde, lo llevará consigo.



El título de esta obra moral de Ingmar Bergman -extraído de su propia obra teatral Pintura en madera- fue tomado del libro del Apocalipsis de San Juan. "Pintura en madera" fue una obra dramática que escribió para trabajar con sus alumnos de interpretación. Bergman -que en esta obra aludió a las pinturas medievales que trataban la danza de la muerte y los días del Apocalipsis- recuerda que escucha de fondo, para inspirarse, Carmina Burana de Carl Orff. De su faceta como director teatral surgió, por tanto, esta película.



En palabras del propio director, esta película surgió «contemplando los motivos de pinturas medievales: los juglares, la peste, los flagelantes, la muerte que juega al ajedrez, las hogueras para quemar a las brujas y las Cruzadas. Esta película no pretende ser una imagen realista de Suecia en la Edad Media. Es un intento de poesía moderna, que traduce las experiencias vitales de un hombre moderno en una forma que trata muy libremente los hechos medievales. En el Medioevo los hombres vivían en el temor de la peste. Hoy viven en el temor de la bomba atómica. El séptimo sello es una alegoría con un tema muy sencillo: el hombre, su eterna búsqueda de Dios y la muerte como única certidumbre».



Es cierto, esta película está en plena vigencia: los protagonistas son unos cruzados que vuelven de la guerra a un mundo atacado por el terror, la peste, la angustia permanente de la muerte…Hoy, en pleno siglo XXI, la gente sigue sintiendo terror a las guerras, al exilio, al dolor, y también hay soldados que vuelven de las guerras, que se confunden en el anonimato –si pueden- o se quedan trastornados para siempre.

Aunque Sonrisas de una noche de verano (Sommarnattens Leende, 1955) le hizo internacionalmente conocido, no es sino a partir de El séptimo sello, cuando el nombre de Ingmar Bergman aparece en todos los países como el de un autor de peso. Esta película se revelaba como uno de los títulos míticos de la década, ratificando a su autor como uno de los más originales del panorama mundial.

Si bien El séptimo sello triunfó por la originalidad de su argumento, era, en realidad, la muestra de madurez de un estilo edificado a lo largo de once años. En los dieciséis films anteriores, Bergman tuvo la ocasión de ensayar sus obsesiones, planteando respuestas estéticas adecuadas.

El film de 1957 es en blanco y negro, lo que hace mucho más interesante el juego simbólico de todos los elementos que componen esta magistral obra. El negro (la muerte) contrasta con el blanco que caracteriza a los elementos más puros y nobles: los caballeros (negro), los juglares, el niño pequeño y el joven matrimonio (blanco). También el tablero de ajedrez y con sus fichas blancas y negras intensifican la relación entre el blanco y negro, la vida y la muerte.



Asimismo, La Muerte -que es un hombre- se nos presenta como algo terrenal, que afecta al cuerpo, pero no al alma… El cuerpo es el que muere, se deshace poco a poco hasta convertirse en polvo; pero ¿y el alma? ¿Qué sucede con esa energía?



Dios aparece enunciado y puesto a prueba en esta película y en Fresas salvajes (Smultronstället, 1957). La relación entre ambas películas es profunda pues en ambas un hombre se descubre a sí mismo, así como el sentido o el absurdo de la vida.



Hemos dicho que este film está cargado de símbolos y alegorías; analicémoslos. El caballero y su escudero, son dos personajes antagónicos. Diremos que se contraponen y se complementan. El caballero está preocupado por encontrar a Dios, por saber qué hay detrás de la muerte, quiere estar preparado para ese momento; por el contrario, su escudero es más terrenal, quiere vivir la vida y disfrutar.

Algo que no deja indiferente al espectador y que le hace pensar son los nombres del matrimonio de juglares: simbólicos son Jöf (José), Mia (María) y Mikael (Miguel).

La capacidad para dotar de volumen a los ambientes es, en Bergman, muestra de su capacidad para dar respuesta física al mundo de los sentimientos: islas desnudas, espacios erosionados, playas amplias, son espacios habituales del Bergman más intimista.



Otros símbolos dignos de mencionar serían las fresas. Recordemos que Mia le ofrece al caballero que se quede a comer algo; ella le ofrece lo poco que tiene: fresas y leche. Las fresas, elemento recurrente en el universo bergmaniano, significan juventud y erotismo, y contrastan con el peso de la muerte que se cierne sobre todos ellos. Pero las fresas en cada film significan una cosa distinta. Por ejemplo, las fresas que se encuentra el doctor Borg en Fresas salvajes indican que la vida se ha terminado.
Una curiosidad: en el cuenco de leche del que todos beben, no hay leche: hay un fondo de color blanco para dar luminosidad cuando se lo acercan para beber.

Si hay que destacar algo del film es la reflexión que nos muestra al final: sólo la muerte es certera en la vida y
 ella es la única que nos hace iguales. Ricos-pobres, nobles-plebeyos, todos vais a morir y ante ella no existe distinción.

 A raíz de esta película, críticos y aficionados comenzaron a especular con al idea de un Bergman como director de cine religioso. Sin embargo, y a pesar de que la preocupación por la idea de la muerte ocupa una extensa parte de su filmografía, lo que caracteriza al sueco es por tratar la actitud del hombre ante una muerte inevitable que condiciona toda la vida.
Y resulta curioso y paradójico que Bergman, que adquirió una cultura nórdica y por lo tanto, de apariencia laica se sienta obsesionado por cuestiones puramente religiosas como la existencia de Dios o a dónde va el alma cuando morimos. La influencia que ejerció su padre (un pastor luterano) se deja sentir en sus primeras obras de teatro, donde el joven expone sus atormentados conflictos místicos y existencialistas. Y para alimentar esa disputa entre lo racional y lo espiritual, Bergman no hizo otra cosa mejor que empaparse de la obra de filósofos como Heidegger, Kierkegaard, Sastre y Camus, cuyas obras -existencialista, amargas y caóticas- fueron la fuente de la que bebió.
El cine de Bergman es imposible de entender si no se conoce su vida, su infancia y la relación de amor-odio que mantuvo con sus padres, quienes les inculcaron una educación basada en conceptos como el pecado, la confesión, el castigo, el perdón… Y aunque recuerda que fue educado de manera rígida, pero no desprovista de cariño: «Había una carencia de diálogo, y como consecuencia yo vivía en un mundo privado, hecho de sueños».
Ya lo hemos dicho es difícil comprender la obra de Bergman. Además de conocer el ambiente en el que fue criado, se hace necesario contar previamente con una cultura cinematográfica amplia (tanto visual como teórica) para adentrarse en el mundo Bergmaniano. De toda su producción cinematográfica El séptimo sello es la más simbólica porque está llena de alegorías y metáforas que hay que ir desgranado poco a poco.
Sin duda, ésta es una película aconsejable de ver, para los tiempos que corren, en los que los visionarios y fanáticos vuelven a la carga con el Apocalipsis.










sábado, 1 de mayo de 2010

Gritos y susurros 1972 Ingmar Bergman







Karin, María y Agnes son tres hermanas que se citan en la vieja mansión familiar, tras ser avisadas por el médico de la próxima muerte de la tercera de ellas. Ahora que parte de la familia se encuentra reunida en la casa que las vió crecer, comienzan a recordar todo lo que han hecho y todo lo que ha pasado en sus respectivas vidas. Mientras, la enferma entra en estado agónico y desvela entre confesiones la parte oscura de cuanto la rodeó.